miércoles, 29 de diciembre de 2010

LA OEA, ALBA Y UNASUR, COMPLEMENTACIÓN Ó SEPARACIÓN

Por : Antonio Flores Gavilán

1.- INTRODUCCIÓN

Los países latinoamericanos se encuentran cada vez más interconectados y la integración no es una foto congelada sino un proceso cambiante que exige un seguimiento constante. En esta introducción no buscamos reflejar un mundo dorado de buenas intenciones. El objetivo es bucear en la profundidad de los procesos de integración para identificar sus avances y ventajas pero, sobre todo, sus déficits y flaquezas, los desafíos que enfrentan las diferentes concepciones geopolíticas sus tensiones y superposiciones que existen entre estos organismos de integración regional.

2.- ANTECEDENTES DEL PROBLEMA EN ESTUDIO

Para tener en claro el presente del que nos ocupa podemos señalar que las actuales concepciones geopolíticas por parte de las naciones sudamericanas como Venezuela o Brasil parten del proceso histórico del proceso independentista hispanoamericano emprendido entre 1810 y 1830, cuando las ex colonias españolas cayeron en el dilema de la mancomunidad o el individualismo. Se puede decir que ese fue el primer dilema de las nacientes repúblicas hispanoamericanas. ¿Pero la pregunta es si América del Sur por sus características estaba preparada para llevar a cabo una mancomunidad?

El sistema comercial impuesto por la corona española de intercambio exclusivo entre las colonias y la metrópoli, impidió una interacción económica entre las capitanías y los virreinatos, cosa distinta ocurría en las colonias inglesas de Norteamérica, en donde la cooperación e intercambios entre las 13 colonias permitieron satisfactoriamente su consecutiva federación.

Aquí vale señalar que el proceso histórico de la América anglosajona se diferencia nítidamente de la América Latina porque la primera tiene una poderosa clase dirigente y una burguesía de carácter nacional que además esta condicionada por su moral y ética protestante, hace que esta sociedad tenga un fuerte proceso de homogenización cultural base para la identidad nacional, esto quiere decir que la clase dirigente no estará disociada del resto de su sociedad por el contrario estará unida a ella, eso permitirá que las concepciones feudales de producción casi no se vean en esta sociedad caso contrario sucede en nuestra América Latina donde la clase dirigente al tener conceptos culturales heredados de la Metrópoli española tenia una concepción feudal y eso hizo que la clase dirigente en las colonias españolas no interactuaran con el resto de su sociedad y se formara una grave disociación, eso hizo que las naciones hispanoamericanas en su mayoría optaran por el individualismo es decir formar sus propias Repúblicas (feudos) en consecuencia luchas intestinas por el poder, inestabilidad política serán la marca en America Hispana, por consiguiente en el transcurso de las décadas del siglo XIX se estará conformado un futuro gran poder que corresponderá a los USA y que con el tiempo devendrá en poder hegemónico en el siglo XX; o como se afirma en las tendencias de tipo izquierdista aparecerá el imperio, pero observando nítidamente podemos afirmar que el Imperialismo surge cuando un Estado se ha cohesionado y al ser potencia en una determinada región busca imponer su visión esto es una constante en la historia universal ser imperio no es malo o bueno con esa categorías axiológicas no se puede medir a los grandes Estados solo cumplen su función y el papel que le ha tocado en la historia es simplemente eso su función en este caso es de ser imperio por naturaleza.

Durante el siglo XIX nuestra América del Sur le falto dinamismo en las relaciones comerciales no podía ser de otra manera dado la pesada herencia cultural hispánica esto provocó que proyectos los proyectos de unión como el de la República de (la Gran) Colombia, fueran desmembrados por la primacía de los intereses particulares de las oligarquías feudales de las ex colonias españolas.

Los intentos de integración política, económica y militar plasmados en el Tratado de Liga, Unión y Confederación Perpetua, establecido en el Congreso de Panamá (1826) y que de igual forma se vieron presentes en los congresos de Tacubaya (México, 1833), Lima (Perú, 1847), Santiago de Chile (Chile, 1856) y Lima (Perú, 1864), fueron ejemplos de un espíritu de comunión entre las nuevas naciones, pero solo quedaron en el papel de la buenas intenciones y no existía el terreno para ello y claro la nueva potencia hegemónica que se estaba proyectando termino por debilitar estos intentos y muchas veces uso los intereses económicos egoístas, los temores de las clases políticas y caudillos de perder preponderancia también se ve claramente un interés por parte de los ingleses que juntos a los norteamericanos por tratar de mantenernos separados, es sabido que Chile le fue muy funcional a los intereses británicos desde el inicio que ellos fueron una nación.

Estas fueron las causas verdaderas que vemos que impidieron la consolidación del proyecto integrador en nuestra región.

Lamentablemente como vemos la famosa frase de Bolívar he arado en el mar no deja de ser cierta porque el espíritu de unión sembrado por Simón Bolívar, desde su Carta de Jamaica, fue desgastándose por el deseo de las clases dirigentes de los nacientes Estados en querer convertirse en los nuevos feudos para las nuevas clases de dirigentes que actuaron disociadas de sus respectivas sociedades en consecuencia se sentían extranjeros en su propia tierra, de allí la baja identidad cultural por lo tanto nacieron Estados endebles sin arraigo que terminaran siendo solo exportadores primarios para alimentar la cada vez mas creciente revolución industrial, y es que para desarrollar un país, los valores nacionales son fundamentales y eso no lo tenia claro la clase dirigente y ahora sabemos porque tampoco lo tendría tener claro, en realidad todos los componentes de estos nuevos Estados son victimas de este proceso histórico que no toco vivir.

Esta irónica realidad de cambiar al opresor español por un nuevo opresor criollo, mantuvo a nuestros pueblos aislados de sus vecinos latinoamericanos al impedir el desarrollo de medios de comunicación entre la naciones y al mantener un poco intercambio comercial entre las mismas, ya que las relaciones económicas se fundamentaban en mantener el intercambio con Europa y su modernidad pero solo por cuestiones cosméticas porque el tener un pensamiento feudal implica tener una economía basada únicamente en el mercantilismo y el rentismo y no invertía sus ganancias en su sociedad, al contrario como se sentía un extranjero en su modus operandi las riquezas lo sacaba a Europa y luego a USA para comprar bienes suntuarios (grandes casas, o palacetes) o mas modernamente lo que saqueaban cuando administraban sus países hacían depósitos en los grandes bancos o los llamados paraísos financieros.

En consecuencia la potencia rectora que ya era USA llega con el ímpetu imperial y convoca las Conferencias Interamericanas, con su primera edición en 1889, es así que dentro de este antecedente vemos origen de una concepción geopolítica norteamericana en este sentido la OEA responde a este criterio se basa en la doctrina Monroe que logra imponer al sueño bolivariano, que murió con Bolívar en la practica, de conformar un sistema de alianza que permitiera la preponderancia estadounidense donde tendría la imagen de un supuesto concierto americano.

Este modelo de cooperación política se ha seguido manteniendo en nuestros días, pero agotándose cada vez mas en las ultimas décadas lo cual es cierto como se demuestra en su hecho más emblemático la no puesta en marcha del Tratado Interamericano de Asistencia Reciproca (TIAR), establecido en la Conferencia Interamericana para el Mantenimiento de la Paz y la Seguridad del Continente realizado en Río de Janeiro en 1947, por el caso de la Guerra de la Malvinas, único hecho evidente de agresión extracontinental después de firmado el tratado y de constituida la OEA.

Con este mismo sentido de dominación o cooperación, surge en la primera Cumbre de las Américas (1994) la iniciativa del Área de Libre Comercio para las Américas. Esta alternativa buscaba llevar a cabo uno de los objetivos originarios de las Conferencias Interamericanas y de la Doctrina Monroe, de consolidar la dominación económica atrayendo a los demás países del continente a un supuesto acuerdo de cooperación comercial claro desde la perspectiva norteamericana.

Pero aquí cabe precisar que en lo que respecta a la integración económica, latinoamericana adoptó modelos y mecanismos que obviaban la realidad de sus pueblos y economías en muchos casos, por ello se intento la Asociación Latinoamericana de Libre Comercio (ALALC), establecida en Montevideo, Uruguay, en 1960. Este primer intento se enrumbó al fracaso al no abordar desde un principio las disparidades y desigualdades económicas que existían en la región, además de la falta de voluntad política de constituir un verdadero proceso de integración regional, esto gracias a la mirada inquisitiva de la superpotencia del norte. Ante el fracaso de la ALALC fue conformada en 1980 la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI), con menos miembros que la anterior.

Ante los fracasos de la integración regional, se empieza a llevar a cabo la integración subregional, siendo un ejemplo de la misma el Acuerdo de Cartagena (1969), llamado en sus inicios Pacto Andino para luego determinarse como Comunidad Andina. Otros ejemplos de la misma son el Mercado Común Centroamericano (MCCA) y el Mercado Común del Sur (MERCOSUR). Estos nuevos intentos de integración económica estuvieron orientados en la cooperación entre países con patrones económicos y comerciales similares, para evitar que grandes desigualdades lleven a cabo un integración desventajosa para los miembros más pequeños.

Sin embargo Los problemas de integración como lo fue hace 200 años han vuelto aparecer esta vez nuestra región tiene claramente dos concepciones antagónicas de desarrollo unos Estados apoyan el concepto de mercado y otros son mas proteccionistas.

En la actualidad este dilema nuevamente nos encuentra desunidos por una sencilla razón estas concepciones también responde a claras concepciones geopolíticas, en este caso por Venezuela y el Brasil que dentro de su esquemas quieren liderar un proceso de integración idóneo a la situación latinoamericana, por lo que se esta desarrollando nuevos debates y propuestas que se están materializando en la construcción de organismos sub regionales sin la presencia de los USA o que están fuera de la OEA.

Esto también es acatado por los líderes de la región que han comprendido que formamos parte de una comunidad cultural que tiene lazos en común y que tiene que iniciar los mecanismos de integración que pasa necesariamente por la integración económica y esto se lograra mediante los ejes de interconectividad como se esta desarrollando en el IIRSA se entiende la necesidad de una integración efectiva, los países de area evidentemente ven mas amistoso a Brasil por ello ven la necesidad de ya no depender de la orientación norteamericana, Por lo que iniciativas como UNASUR y el ALBA se estarían complementando permitiendo crear iniciativas de integración integral, más allá de lo comercial, como la creación de la integración energética, con el Gran Gaseoducto del Sur; o la integración financiera, con el Banco del Sur; la cooperación solidaria y complementaria, con el ALBA, y con el proyecto de integración suramericana, UNASUR.

Este dilema presta un escenario para una amplia discusión, pero antes de iniciarla es necesario reconocer nuestra historia, estudiar nuestras realidades y entender que debemos desarrollar procesos propios en concordancia con las necesidades de nuestros pueblos, en este sentido le hemos querido dar una explicación de este proceso histórico y el porque nos encontramos en esta situación.

3.- ANALISIS

Cualquier análisis de UNASUR, ALBA O LA OEA debe realizarse en el marco del cambio de correlación de fuerzas que se dio en Sudamérica a partir del arribo al poder de fuerzas totalmente contrarias al hegemon Norteamericano. Sin esta condición, UNASUR sencillamente no existiría. UNASUR, ALBA y la revitalización del Grupo Río son consecuencias directas de esta nueva correlación de fuerzas eso es lo real. La sola existencia de UNASUR, debe ser considerada como un avance significativo para los intereses de nuestra región, aunque solo fuera un espacio para el debate de por si es un primer paso y los primeros pasos son los mas difíciles.

Desde esta perspectiva seríamos ingenuos, si creyéramos que hay estados solidarios que buscan crear espacios de hermandad sudamericana, con todo respeto afirmamos que eso es solo basura porque hay claros intereses geopolíticos dentro de la concepción del ALBA y la UNASUR, si bien es cierto que esta ultima tiende a totalizar a todos los Estados de América del Sur por cuestiones históricas y que se usa de por medio las grandes intenciones de los libertadores en construir un Gran Estado como fondo o meta suprema como un ideal cósmico, lo cierto es que detrás de ellos se encuentran también intereses de algunos países de la región de imponer sus concepciones políticas que tienen un fuerte barniz populista de izquierda como lo es la Venezuela del gobernante con tendencias megalómanas como Hugo Chávez que desea exportar su revolución bolivariana a todo nuestro continente o influir en los políticas de sus vecinos creando condiciones para que puedan llegar al poder fuerzas políticas que mas o menos le pueden ser afines, o mejor aun identificadas plenamente con el llamado pensamiento de los hermanos bolivarianos.

En este sentido UNASUR es un campo de batalla. Lo hemos visto cuando unos de los Estados miembros como Colombia fue objeto claramente de la hostilización cuando este Estado ejerciendo su derecho soberano permite la instalación de 7 bases extranjeras, venos pues UNASUR es un espacio impulsado por Brasil que tiene la economía mas grande de la región y busca tener un fuerte liderazgo en su política exterior ya que busca tener un asiento en el consejo de seguridad de las Naciones Unidas, por lo tanto es evidente que buscara tener una propia personalidad y figura en el liderato en la región y esto como es natural choca con el interés de USA porque es evidente que con el tiempo Brasil intentara agrupar fuerzas y conformar un bloque de poder sudamericano autónomo. El tema de la independencia de la política exterior norteamericana ya es un hecho en este sentido y es un requisito insoslayable para alcanzar plena autonomía en materia política y económica, respecto a USA es lo que está en verdad en juego. Es por ello, que el gobierno estadounidense con la complicidad de algunos gobiernos amigos locales buscan anularan quitar fuerza a la UNASUR.

Quienes serán los que estén contrapuestos en el fondo a la UNASUR, bueno es evidente que para los intereses geopolíticos norteamericanos Chile se presta para ello le es desde ya tiempo un Estado Gendarme, desde hace mucho tiempo y lo demostró en la guerra de la Malvinas en 1982, apoyando logísticamente al mayor aliado de USA Inglaterra. Es por ellos preguntamos aquí que se esta permitiendo un exagerado rearme chileno capaz de llevar a una guerra en gran escala, esa es la pregunta que nos formulamos.

En cuanto al ALBA es el arma principal con que cuentan los gobiernos izquierdistas para avanzar dentro de su concepción Geopolítica en la lucha por la unidad de América Latina, siendo ésta una verdadera preocupación para los intereses norteamericanos.

Dentro de su concepción ideológica se definen ser los herederos del Socialismo martiano, bolivariano, alfarista, tupacatarista, sandinista… socialismo latinoamericano caribeño. Afirman que Sólo por la vía del socialismo, con los pueblos como principales protagonistas, alcanzaran la unidad y la independencia de América Latina y el Caribe. Afirman que Las burguesías “nacionales” o sus representantes de turno, ya han demostrado que son incapaces de llevar hasta las últimas consecuencias la lucha antiimperialista. Es entonces que solo una salida anticapitalista, popular y democrática podrá hacer cumplir la obra inconclusa de los Libertadores.

En este sentido son muy ácidos críticos de los actuales regímenes de Colombia y el Perú, que para su entender son los que destruyen la unidad a América y que sus oligarquías nativas son las principales enemigas al proceso de integración así como de la UNASUR según sus afirmaciones, por ello notamos y no es extraño que en las justas electorales que Colombia o Perú hayan pasado ha existido una serie interferencia en el apoyo a ciertas fuerzas políticas que en el caso del Perú en el 2006 fue claro el apoyo de Chávez al Comandante Ollanta Humala, así mismo en México se apoyo al candidato de izquierda, Andrés Manuel López Obrador que por cierto fueron elecciones muy reñidas donde gano el actual mandatario Felipe Calderón Hinojosa.

Observamos aquí se mueve un esquema que responde a un visión geopolítica de convertir a Venezuela en exportar su modelo político mediante la clientelización de sus inmensas riquezas petroleras.

4.- CONCLUCIONES

1. La Organización de los Estados Americanos aparece en 1948, como otra criatura al servicio exclusivo de los intereses norteamericanos. Algunos historiadores en su intento de disfrazar el origen del sistema interamericano tratan de asociarlo al Congreso de Panamá convocado por Simón Bolívar en 1826. Sin embargo, en realidad fue en 1889 cuando motivados por meros deseos expansionistas que EEUU logra que los Estados americanos muerdan el azuelo, con el pretexto de forjar un sistema común de normas e instituciones. La Primera Conferencia Internacional Americana tuvo lugar en Washington, D.C., del 2 de octubre de 1889 al abril de1890, con el aparente objeto de discutir a los respectivos gobiernos la adopción de un plan de arbitraje para el arreglo de los desacuerdos y cuestiones que puedan en lo futuro suscitarse entre ellos; de tratar de asuntos relacionados con el incremento del tráfico comercial y de los medios de comunicación directa entre dichos países; de fomentar aquellas relaciones comerciales recíprocas que sean provechosas para todos y asegurar mercados más amplios para los productos de cada uno de los referidos países”. Posteriormente quedó evidenciado que detrás de las pomposas promesas, EEUU escondía sus propósitos expansionistas. Sudamérica con UNASUR atreves de la habilidad de la cancillería del Brasil busca crear su independencia de la política exterior norteamericana atreves de la OEA.

2. La peligrosidad que representa el ALBA para el gobierno estadounidense es por ser mas agresivo. UNASUR, ni el de Grupo Río, ni el MERCOSUR si ven a USA como potencial buen vecino. Pero el ALBA. Desde la perspectiva de USA no es buena que se fortalezca.

3. El ALBA a la larga podría perjudicar los procesos de integración ya que podría convertirse en disociador en los países de la región.

4. Observamos que la OEA no complementa para nada los procesos de integración que se están abriendo paso, porque sencillamente esta responde a un determinado esquema, lo hemos visto recientemente en Honduras, en este sentido a la esta institución se le reclama su poca eficacia, pero lo mas usado para responder es : Si la Asamblea General no adopta tal postura la Secretaria no puede hacer nada, en consecuencia no es vinculante sus recomendaciones.

5. Por ello La UNASUR cobra importancia porque allí existe la voluntad de poder actuar con efectos vinculantes para temas de interés por ello se esta pensando seriamente en poder articular un consejo de Defensa Sudamericano, cosa que era impensable hace algunos años.

6. La integración se dará en el espacio económico primeramente, ese es el paso inicial luego en consecuencia se construirá las infraestructuras necesarias que permitirá la circulación de mercancías y personas integrando fácticamente al continente.

7. EL UNASUR Y EL ALBA podrían tener cierto grado de complementación ya que este ultimo se orienta hacia los países de Centroamérica y el Caribe, pero aquí es evidente que existe cierto antagonismo entre las concepciones geopolíticas del Brasil de un lado y Venezuela por otro lado.

8. En América Latina esta claramente dividida por el modelo de desarrollo que se ha establecido en la región, tenemos que México, Colombia, Panamá, Perú y Chile apuestan por el mercado mientras que Venezuela, Cuba, Nicaragua, Ecuador y Bolivia apuestan por un modelo alternativo, mientras tenemos al Brasil el gigante sudamericano que trata de llevarse bien en armonía con sus vecinos, en el caso Argentino existe una ambivalencia, en cuanto a Paraguay y Uruguay muestran simpatías con Venezuela pero están mas inmersas sus economías al Mercosur y su gigante vecino Brasil.

9. Es en consecuencia difícil vislumbrar una unidad pero se puede afirmar que se ha dado los primeros pasos.

5.- RECOMENDACIONES

1.- El Perú deberá mas bien potenciar su presencia en UNASUR y buscar un acercamiento con el Brasil teniendo en cuenta que nuestro país deberá constituirse en la entrada de Sudamérica por el Pacifico uniendo los mercados de la cuenca del Asia hacia el Brasil.

2.- El Perú deberá buscar una complementación de naturaleza geoestratégica con Brasil a fin de constituir el eje de la integración Sudamérica.

3.- El Perú como estrategia geopolítica deberá iniciar de manera urgente la complementaridad geo económica con nuestros vecinos que tenemos una mayor vinculación histórica y cultural como son Ecuador y Bolivia que con el tiempo podría ser el cimiento de un proyecto geopolítico para la construcción de un verdadero espacio articulador en el centro sudamericano con una nítida proyección a tener un importante espacio presencial sobre el Océano Pacifico.

4.- Es necesario divulgar en los centros de instrucción en el Perú como las Universidades los esquemas Geopolíticos del Perú.

5.- Víctor Andrés Belaunde afirmaba que el Perú tiene vocación de Imperio, iniciemos este proceso y recuperemos nuestra presencia histórica en el continente sudamericano mediante la difusión de nuestros valores históricos culturales como hacen otras potencias en el mundo.

6.- BIBLIOGRAFÍA

1.- Pagina oficial de la Organización de Estados Americanos OEA www.oas.org/es

2.- Pagina Oficial de la Alianza Bolivariana ALBA www.alianzabolivariana.org

3.- Pagina Oficial de la Union Sudamericana de Naciones UNASUR www.pptunasur.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada